+56 2 2236 2547

Problemas emocionales y de conducta en niños, niñas y adolescentes.

La Psicología de adolescencia se refiere a los tratamientos de salud mental ofrecidos a pacientes menores de 18 años. Se atiende a los problemas y a las influencias que un adolescente puede encontrar en las diferentes etapas de su desarrollo hasta la edad adulta. Se realiza trabajo en conjunto con los padres y los jóvenes. 

Trastornos de Ansiedad y Angustia: presencia de preocupación excesiva, evitación de situaciones, problemas de conducta, nerviosismo, introversión, dolores corporales diversos, entre otros.

Inestabilidad emocional: variación constante de sentimientos y estados de ánimo sin motivo o por causas insignificantes que, a la persona que lo padece, le parecen razones suficientes para cambiar de la alegría a la tristeza y viceversa.

Trastornos del control emocional y de Impulsos: niños(as) y jóvenes que permanecen en el tiempo con actitud de enojo, desafiantes y agresivos con o sin causa clara.

Crisis de Pánico: períodos en los que se padece, de una manera súbita, temporal y aislada; un miedo, temor o malestar intenso, con una duración variable que suele oscilar entre 10 y 30 minutos, con síntomas físicos muy intensos: taquicardia, dificultad para respirar, hiperventilación, temblores o mareos. Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento y lugar sin previo aviso.

Estrés: en la niñez se puede presentar en cualquier situación que requiera que un niño se adapte o cambie, con causas diversas (preocupación por las tareas escolares o por las notas, manejo de las responsabilidades como la escuela, problemas con los amigos, el acoso escolar o las presiones de los compañeros (bullying), cambio de colegio ó escuela, mudanza, lidiar con problemas de vivienda o no tener dónde vivir,  pensamientos negativos sobre ellos mismos, cambios corporales, tanto en los varones como en las niñas, divorcio o separación de los padres, crisis financiera en el hogar, vivir en un vecindario o en un hogar inseguro.

Trastorno por Estrés Postraumático: síntomas en el niño(a) o joven, a largo plazo y después de sufrir un trauma severo o presenciarlo, con síntomas como : Revivir la situación una y otra vez con el pensamiento o en el juego, tener pesadillas y problemas para dormir, sentirse muy mal cuando algo recuerda la situación, sentir miedo o tristeza en forma continua y de manera intensa, irritabilidad y ataques de rabia, asustarse fácilmente, etc.

Miedo generalizado o específico:
Generalizado: 
preocupación excesiva y permanente , acompañada de alteraciones del sueño (problemas para dormir, se despiertan frecuentemente durante la noche o manifiestan sentirse cansados al levantarse) y de quejas somáticas como dolores de cabeza o de estómago. Los niños que experimentan este cuadro suelen ser muy inseguros y perfeccionistas. Las preocupaciones más frecuentes a estas edades hacen referencia a la competencia escolar (rendimiento en la escuela y en el deporte, preocupación por decepcionar a padres y a profesores) y social (preocupación por la aprobación de los demás, temor al rechazo)
Específico ( o Fobias): temor extremadamente intenso frente a una situación o algo determinado., ejs.: Fobia Social-Aracnofobia-Claustrofobia-Fobia a oscuridad-animales-inyecciones-alturas, etc.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC): tiene un patrón de pensamiento y miedos irracionales (obsesiones) que te hacen tener comportamientos repetitivos (compulsiones). Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias y causan mucha angustia.

Trastornos del sueño: son un grupo de padecimientos que afectan el desarrollo habitual del ciclo sueño-vigilia. Los trastornos más frecuentes: enuresis, insomnio, terrores nocturnos, sonambulismo, narcolepsia.

Trastornos de Ánimo: son trastornos caracterizados por la existencia de alteraciones emocionales, consistentes en periodos prolongados de tristeza excesiva (depresión), de exaltación o euforia excesiva(manía), o de ambos.

Depresión: trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad, irritabilidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y acontecimientos.

Trastorno por Déficit Atencional con o sin Hiperactividad (TDAH): es un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico frecuentemente diagnosticado en la infancia, que se caracteriza por inatención, hiperactividad ( inquietud motora, no en todos los subtipos) y comportamiento impulsivo, que produce problemas en múltiple áreas del funcionamiento social, escolar y familiar.

Fobia Social / Timidez: Es un trastorno caracterizado por un miedo persistente a una o más situaciones sociales por temor a ser humillados o ridiculizados.

Trastornos del Neurodesarrollo ( Orientación Diagnóstica): son un grupo de condiciones heterogéneas que se caracterizan por un retraso o alteración en la adquisición de habilidades en una variedad de dominios del desarrollo incluidos el motor, el social, el lenguaje y la cognición.

Pida más información al teléfono +562 222362547 ó llenando el formulario aquí